Deviant Login Shop  Join deviantART for FREE Take the Tour
×

:iconjudith-estelle: More from Judith-Estelle


More from deviantART



Details

Submitted on
February 14, 2012
File Size
36.4 KB
Link
Thumb

Stats

Views
353 (1 today)
Favourites
5 (who?)
Comments
44
×


 No me había sentido tan feliz desde el día de mi boda. ¡No lo podía creer! Mi madre, mi padre, mis suegros, mis amigos.. todos estaban ahí sólo para verme. Éramos al menos unas treinta personas, nunca antes fuimos tantos en una sóla reunión familiar.

 Recuerdo muy bien que tras la cena le pregunté a Aris cómo consiguió que llegase tantas personas, incluso aquellos que vivían lejos como sus padres. Pero él fue muy vago en su respuesta, se limitó a decirme que tendría una grata sorpresa al final del día y que todos querían ver mi reacción. Sin importar cuánto le insistiese, se negaba a darme explicación alguna. Incluso interrogué a algunos familiares pero sólo conseguía que me respondieran de forma burlona y con un amistoso sarcasmo.

 Más tarde mientras comíamos el enorme pastel de cumpleaños, la pequeña Trina se me acercó tímidamente y me pidió disculpas por haber olvidado apagar mi ordenador. Yo le dije que no se preocupase, que no era nada serio. Pero también aproveché para aconsejarle que tuviese más cuidado con sus cuentas, y que si continuaba dejándolas abiertas en computadores ajenos podrían acabar siendo hackeadas.

 Debí de haber utilizado algún término proveniente de la jerga de Internet, ya que luego de esas palabras Triname miró sorprendida y me preguntó acerca  de ello. Me sentí atrapada, mi pequeño y reciente vicio me había traicionado haciendo que se me fuera la lengua. Acabé por confersarle mi secreto pero ella no pareció juzgarme. De hecho, se puso a sonreír estando muy ilusionada. Tuvimos una pequeña charla para ponernos al tanto de los lugares en línea que visitábamos.

 Finalmente ella tomó un papel y un bolígrafo de su pequeña cartera floreada y me escribió su Facebook, su YouTube, su Tumblr y su Twitter. Yo pensé entonces que era interesante. ¿Cuántas cuentas podía tener una niña tan pequeña?

-Agrégame a todas, ¿vale tía?-

-Lo.. Lo siento pero por ahora sólo estoy registrada en YouTube.-

-Oh, qué lástima.. Pues, ¡deberías probar Facebook! ¡Sus aplicaciones son muy divertidas! ¡Todos en mi salón tienen uno!- gritó ella con entusiasmo.

-Ya veo. Quizás me haga uno más tarde, te agregaré llegado el caso.-

-¡De acuerdo! Y no olvides visitar mi canal y suscribirte ¿eh? ¿Sí tía?- cada vez se exaltaba más. Desde que supo de mi existencia en el mundo virtual su timidez conmigo pareció esfumarse del todo. Incluso me pidió que me haga su suscriptora, así se les llamaban a quienes recibían alertas en la página principal de YouTube cuando un usuario subía un vídeo. No tenía problemas con suscribirme, pero para ser honesta no me latía crearme un Facebook.

 A mí me gustaba leer historias y ver peleas de manera anónima, y Facebook carecía bastante de esas cosas. Por otro lado, YouTube me había capturado por completo a pesar de sus defectos. Aún recuerdo que me pasaba horas leyendo las tonterías que los trolls escribían en los canales de otros usuarios, aunque a veces no eran más que groserías sin sentido. Ni hablar de los comentarios en los vídeos musicales, vaya riñas se armaban allí y todo por sus diferencias en los gustos. Tonto, ¿no? Y sin embargo es ese mismo drama es el que atrae a los usuarios.

 Después de abrir todos los regalos de mis invitados, Aris me tomó sorpresivamente del brazo riéndose como un niño y me arrastró hasta la puerta de entrada. Yo no podía hacer nada más que dar pasos torpes con las muletas bajo los brazos. De pronto se hizo el silencio en la sala y todas las miradas se concentraron en mí. ¡Rayos, todos sabían lo que estaba pasando menos yo! Mi esposo abrió la puerta y me dijo que mirase afuera. Entonces no resistí las ganas de llorar. Él me había comprado una moto, específicamente la que yo quería desde hace meses. No lo podía creer, era realmente cara pero él me la dio de todas formas. Seguramente trabajó extra para poder conseguir el dinero.

 Creo que en ese momento grité, lloré y abracé a Aris hasta el punto de hacerle doler. Estoy segura que le provoqué más de un moretón. Y mientras yo trataba de no morir de la alegría, todos estallaban en carcajadas y me felicitaban por mi nueva adquisición y por mi excelente marido. De hecho hacían bromas acerca de cómo iba a darle las gracias a Aris esa noche.

 Yo estaba feliz, más feliz que nunca. Luego de que los gritoneos secaran un poco, mi padre insistió en que deberíamos dar una vuelta para divertirnos. Yo no podría conducirla de momento por mis piernas lesionadas, pero entre varios de mis amigos lograron subirme y entonces Aris pudo recorrer la manzana dos o tres veces. Creo recordar que estuvimos como una ahora afuera en medio del helado frío riendo y bromeando.

 Cuando dieron las 23:00 entramos a la casa y brindamos con algunas copas de cerveza. Fue algo peculiar que el enorme alboroto que hubo en aquel instante, de repente cuando dieran las 00:00 se desvaneciera y fuese reemplazado con la rutinaria quietud que siempre había en mi hogar. De un momento a otro Aris y yo estábamos solos. Incluso entonces yo no dejaba de agradecerle una y otra vez por su regalo y por su esfuerzo. Le prometí que le compensaría algún día y luego le di un fuerte abrazo y un beso. Él mientras tanto se reía y hacía pequeñas bromas, me hacía sentir molesta pero a la vez me gustaba. Acabó por contagiarme esa risa inocente.

 En cuanto mi esposo se fue a dormir, supe que al fin había llegado el momento de registrarme en los foros AlliKel’s Roses. Dada mi nueva costumbre de acostarme tarde, carecía de sueño y además no tenía nada qué hacer. Decidí encender el ordenador. Una vez que encontré el foro en la búsqueda de Google me fui a la página principal y me registré. Me costó encontrar un username adecuado, casi todos estaban en uso. Claramente era una página popular. Escribir mis datos me llevó unos cuarenta segundos, y una vez confirmada mi cuenta con el link que me llegó al correo pude comenzar a configurarla a mi gusto.

 Me sentía algo perdida, el proceso de registro era igual que en YouTube pero el mecanismo era muy diferente. Este foro no era muy sencillo de arreglar, había bastantes opciones tanto de vista como de preferencias. Me gustaba el sistema de diseño, cada usuario podía decorar su perfil y sus galerías a su antojo. Una persona podía tener más de un blog, sin embargo cada uno de ellos tenía que ser clasificado en una categorías en particular. Esto permitía que un usuario pudiese organizar mejor su material si así lo deseara, de lo contrario sólo habría que elegir miscellaneous y juntar todo allí.

 No era nada especial pero por lo menos era un buen lugar para postear material o expresar alguna opinión. Muchas páginas estaban muy bien decoradas y ciertamente daban un poco de envidia. Era el lugar perfecto para mí, pero creo que estoy volviéndome a ir por las ramas de la nostalgia.

 Como sea, a mí me interesaba sólo una sección y era la de ocultismo. Durante toda mi vida le dije a la gente que odiaba todo lo relacionado a ello, pero en el fondo siempre me parecieron interesantes. No los toleraba por ser demasiado miedosa y sugestionarme fácilmente, en especial si estaba sola. Actualmente trato de tomármelo con más calma.

 El Internet me había cambiado en varios aspectos para el poco tiempo que estuve en él. Mató una parte considerable de mi sensibilidad y me hizo un poco más entrometida. Todo era tan entretenido, interesante y llamativo.

 Cuando tuve en uso mi cuenta por primera vez, lo primero que hice fue buscar y buscar contenido en la categoría de ocultismo. Investigué todo lo que pude acerca de mi creepypasta favorita, La Casa de los Maniquíes Poseídos. Cuando por fin descubrí al usuario que la había publicado, me decepcioné muchísimo al ver que abandonó todos sus blogs hace tres años. No había forma de contactarme con él, mucho menos de preguntarle por la historia.

 Pero bueno, de todos modos seguramente era falsa. No daba demasiados datos, algo típico en los creepypastas. No proporcionaba ubicación geográfica más que el país en el que sucedió ni los nombres de las víctimas. Tampoco, en este caso, da el nombre del supuesto parque acuático que está junto a la casa. Yo siempre fui un poco crédula, parte de mí creía que la casa existía. Deseaba conseguir la dirección del parque para poder visitarlo yo misma, aunque era probable que al estar frente a aquella construcción me quedaría paralizada en la entrada por el miedo.

 Transcurrieron unas tres semanas. Leí y escuché creepypastas de todo tipo, tanto en YouTube como en los foros AlliKel’s Roses. Otro que me llamó la atención era sobre un teatro que estaba maldito (es increíble cuántas veces se repetía esa palabra). Este creepypasta era aún más fantasioso que el de los maniquíes y, al igual que éste, era completamente cierto según el autor.

 Comenzaba con un salón que se alquilaba para realizar fiestas de quince años para jovencitas. Al parecer, durante una de las celebraciones, una de las invitadas se levantó de su mesa para ir al baño y su amiga le acompañó. De camino, se toparon con una puerta abierta que tenía un símbolo pegado: Las dos típicas máscaras que simbolizan el teatro, la máscara que muestra una gran sonrisa simbolizando la comedia y la otra con un aspecto de tristeza para representar la tragedia. Detrás de la puerta había un pasillo con unas escaleras que daban hacia el piso de arriba. Las chicas sintieron curiosidad así que subieron discretamente sin que nadie les viera. Allí arriba había un enorme salón con un gran escenario que aún tenía las cortinas bajas. Estaba bastante desolado y las sillas estaban apiladas a un costado de la habitación. Sobre el escenario había algunos restos de madera y de utilería rotos. Las luces estaban apagadas así que las amigas apenas podían ver gracias a la tenue luz que entraba por una ventana muy pequeña en una de las paredes cerca del techo. Mientras las chicas husmeaban en la habitación todo se encontraba muy tranquilo y silencioso salvo por las voces y las risas de las dos muchachas, pero pasando unos cinco minutos comenzó a sonar un tarareo muy débil. Ellas hicieron silencio y trataron de oír de dónde venía éste, hasta que al final llegaron a la conclusión de que parecía provenir desde detrás del telón. Miraron con cuidado hacia el escenario, y vieron una pequeña sombra que se movía detrás de dicha cortina. Se armaron de valor y, juntas, abrieron el telón para ver quién estaba cantando... cosa que lamentarían por el resto de sus vidas. Una mujer con un vestido blanco, uñas largas, cabello canoso y largo con una máscara teatral (de hecho, la máscara triste que forma parte del símbolo del teatro) dio un aullido espantoso y saltó sobre las chicas. Ellas asustadísimas y gritando de terror corrieron por las escaleras, desesperadas, y al llegar abajo cerraron con fuerza la puerta. Tardaron varias horas en contar lo que sucedió ya que en el shock que tenían no les permitía hablar. De todos modos, nadie les creyó. Los que trabajaban en el edificio aseguraron que subieron varias veces pero no encontraron nada extraño.

 A medida que lo iba leyendo, más me convencía de que era falso. Al parecer un usuario del foro, actualmente baneado, era el autor del creepypasta y a su vez era una de las chicas que subió al cuarto del escenario y que tuvo el encuentro con la mujer del vestido blanco. Esa persona, según pude investigar, había sido expulsada por el staff del foro hace cinco años por subir material inapropiado sin las debidas restricciones.

 Este creepypasta había sido bastante popular en su época y cuando dicho usuario (que no llevaba demasiado tiempo existiendo) fue baneado, otros comenzaron a hacerle homenaje manteniendo viva la historia. Todo se oía exageradamente falso. De todas maneras, ¿qué diablos pudo subir este usuario para ser baneado?

 Me daba curiosidad, pero ya habían pasado cinco años y me resultaría imposible contactar con él. De todos modos estas cosas no eran inusuales en Internet. A menudo un usuario causaba revueltas por algo que subía y luego desaparecía haciendo que la controversia aumentara aún más.

 No recuerdo cuánto tiempo pasó desde que me registré hasta que comencé a subir material. Yo diría que unos dos meses, tiempo en el cual sólo me dedicaba a leer. Yo no tenía ninguna historia ni ninguna anécdota que contar, así que decidí subir lo único que me hacía sentir orgullosa de momento: Mi nueva moto.

 Mis piernas habían sanado ya, así que ya la había usado bastantes veces. Tomé fotos con el vehículo y le pedí a Aris que me sacase algunas junto a él. Hasta fotografié a mi esposo con mi moto. Dividí mi cuenta en dos: Una era la sección de ocultismo, la cual permanecía vacía, sólo con algunos favoritos o recomendados; y la otra era la de vehículos, en donde posteaba mi material. Comencé subiendo algunas de las fotos de mi maravilloso regalo y contando cómo me sorprendieron en mi cumpleaños con él. No tardaron mucho en comentarla, realmente no sé cómo hacía la gente para encontrar tan rápido mi artículo. Muchos me felicitaron por mi maravilloso marido, otros me decían que tenga cuidado porque las motos pueden ser peligrosas, y por supuesto no faltaron los trolls que no hacían otra cosa que insultarme pero poca importancia les daba yo. Realmente sólo contestaba los comentarios que me hacían una pregunta concreta y con sentido

 Honestamente, me hartaba que me preguntaran cosas como de qué marca era la moto, dónde la compró Aris, entre otras por el estilo. Si tan interesados estaban, ¿por qué no simplemente se molestaban en leer la descripción que puse?

 En uno de los comentarios me pidieron que hiciera un vídeo andando en la moto. Increíblemente, obtuvo muchísimos votos positivos y hasta causó que muchos otros me pidiesen dicho vídeo. Finalmente, acepté la petición. Tenía una videocámara que me habían regalado mis padres hace muchos años, y aún funcionaba muy bien. Decidí hacerlo la noche siguiente, cuando regresara del trabajo a las 20:30 (normalmente regreso mucho más temprano, pero ese día tenía planeado quedarme haciendo algunas horas extra).

 Creo que ya eran principios de junio, estaba bastante cálida esa noche. Tomé mi casco y coloqué la cámara en mi bolso, después me colgué este último del hombro y di una lenta vuelta a la manzana. Más tarde, coloqué el bolso en el pecho, para que filmase el camino de frente. Finalmente, acomodé el bolso en mi espalda y filmé el mismo trayecto desde atrás. Fue sencillo y me tomó unos quince minutos realizar los tres viajes. Entré a la casa después de guardar la moto en el garaje y edité el vídeo (aunque no le hice demasiadas modificaciones para ser sincera). Apenas acabé lo subí al foro.

 Mientras se cargaba Aris regresó del trabajo. Estuve tan ocupada preparando el asunto del foro que olvidé hacer la cena. Me disculpé con mi esposo, yo sabía que él siempre llegaba muy hambriento del trabajo. En efecto nosotros solíamos cenar bastante tarde por culpa del trabajo, pero él no se molestó conmigo. Dejé todo lo que estaba haciendo en el ordenador tal y como estaba y comencé a cocinar la cena.

 Esa noche ambos platicamos mucho. Él lucía agotado, según parece había pasado un día duro en el trabajo. Durante la charla, me comentó que en el receso que se hace entre clase él salió a por un poco de agua y de camino se cruzó con una joven que iba en su grupo de estudiantes. Ella tenía algunas preguntas sobre un examen próximo así que mi esposo se quedó hablando con ella hasta que el descanso concluyó, y cuando sonó la campana ambos regresaron al salón de clase. Sin embargo al entrar, se encontraron con la habitación completamente desordenada y manchada con pintura. Alguien había entrado durante el descanso y aprovechó para destrozar todo el lugar. Incluso había abierto el maletín de Aris (sepa Dios cómo) e hizo añicos lo que tenía adentro, incluyendo su móvil y varios exámenes ya corregidos. No lograron dar con la persona que lo hizo, pero el rector se molestó muchísimo por lo que sucedió. Según contaba mi marido, estaba fuera de sí y descargó toda su ira contra él. Le regañó durante una hora en el salón de profesores y rebajó su sueldo, afirmando que todo sucedió bajo responsabilidad suya.

 Recuerdo que cuando mi esposo me comentó esto, me levanté de un brinco de la silla y me enfurecí. Creo que incluso grité algunas groserías relacionadas con el rector.

 Honestamente, aún hoy me sigue pareciendo una injusticia. Era el descanso tanto para los alumnos como para el profesor. Aris no tenía la obligación de permanecer en el salón. De hecho, el único culpable es el mismo rector por no asignar a nadie para vigilar cuando se realizan los recesos. Aún en mi actual estado guardo resentimientos por aquel suceso.

 Pero sea cómo sea, el punto era que el sueldo de Aris se había reducido considerablemente por un asunto estúpido. Le sugerí que quizás lo mejor sería iniciar una demanda hacia el rector, pero él se negó ya que dudaba realmente que eso sirviera de algo. El rector disponía de mucho dinero y además corrían muchos rumores de posibles conexiones ilícitas alrededor de él, por lo que podía ser peligroso iniciar acciones legales en su contra. Para ser franca, yo no le creí mucho cuando me contó esto último pero él se veía muy agotado y abatido así que no insistí mucho acerca del tema.

 Aris cenó muy poco, me dio un beso en la mejilla y se fue a dormir. Yo aún seguía comiendo, y me quedé realmente enfadada por lo ocurrido. Por último, lavé los trastos de muy mal humor y después me di una ducha. Terminé por acostarme de mala gana y no dejé de pensar en la situación hasta que me quedé dormida. No era para menos, teníamos muy buen dinero para mantenernos pero una rebaja es una rebaja y seguía siendo algo totalmente injustificado. Por suerte pude dormir bastante bien esa noche.

 Por la mañana siguiente me sentía mucho mejor pero no puedo decir lo mismo de mi pobre Aris. Ese jueves por la mañana era mi día libre. Él tenía unas enormes ojeras y su rostro se veía realmente triste. Se levantó a las 09:00 AM para asistir a su cita con el médico por una revisión a las 10:00 AM. No desayunó mucho, bebió apenas un jugo de naranja  y no tocó el plato. No hablamos gran cosa, le pregunté cómo estaba y me dijo que se sentía mejor con una sonrisa forzada. Después de saludarme, cogió su maleta y se fue. Yo sentía mucha pena por él pero, ¿qué podía hacer sino darle espacio?

 Estuve cerca de una hora paseándome por la casa para matar el aburrimiento. Parece mentira que el día de ayer estuviese tan metida en mis asuntos dentro del foro, y después de escuchar el problema de Aris mi mente lo olvidara por completo. Fue aproximadamente a las 11:30 AM que recordé que la noche anterior había dejado cargando el vídeo y que ni siquiera me había molestado en apagar el ordenador: Éste estuvo encendido toda la noche. Cuando lo recordé, corrí hacia el estudio. En efecto, todo seguía tal y como lo dejé excepto por el porcentaje de carga del vídeo en cuestión. Este último ya había llegado al 100% y se subió por completo al foro. Yo me emocioné, no dejaba de preguntarme qué clase de comentarios obtendría de él.

 Me sorprendí mucho cuando revisé mi inbox. En la sección de boletines, la cual aparecía arriba de la sección de comentarios, había un mensaje automático del staff con una recomendación. Escribía algo como:

"Estimado usuario, le agradecemos su contribución a nuestros servidores con el material que ha subido. Sin embargo, tenemos razones para considerar que su vídeo Movie002 fue clasificado en la categoría incorrecta al momento del registro de la información del mismo. Fue catalogado en la sección de Vehículos. Nuestra recomendación es que sea cambiado a la sección de Ocultismo. Espero que este mensaje pueda servirle de guía y lamentamos las molestias que pudimos haberle causado. Sinceramente, el equipo de moderadores de los foros AlliKel's Roses.".

 Yo realmente no entendía nada, ¿qué demonios podía tener mi material, en donde salía yo andando en moto, de paranormal? No me dispuse a hacerle caso al boletín, después de todo era sólo una recomendación y no me obligaban a seguirla, así que oprimí la pequeña crucecilla de la esquina superior derecha y me dispuse a leer los comentarios. Pero sólo sirvió para que me quedara aún más desconcertada. Todos, absolutamente todos los comentarios hacían referencia a una supuesta silueta extraña que salía en mi vídeo. ¿Qué rayos..? ¿De qué demonios hablaban? Seguí leyendo, había por lo menos unos ciento cincuenta. Jamás había tenido tantos, y menos aún tan rápido. ¡Venga, que sólo había transcurrido una noche!

 Mientras más leía, más confundida me sentía. Cuando por fin terminé de leerlos, abrí mi vídeo para saber de qué diablos hablaban todos. Aún recuerdo el escalofrío que sentí en mi espalda cuando pude ver "eso". Fue casi al final del vídeo, cuando el bolso estaba en mi espalda. La lente de la cámara salía por una pequeña parte del cierre. Al momento en que estacioné la moto frente a mi departamento y me bajé de ella, le di la espalda a mi casa por unos seis o siete segundos. La cámara había captado a una extraña figura negra humanoide del tamaño de una persona adulta promedio entrando por una de las ventanas delanteras de la casa. Fueron apenas unos segundos, pero fueron suficientes para hacerme sentir un fuerte calor en todo mi cuerpo.

 Me asusté mucho. Estaba totalmente anonadada. Recordaba perfectamente que esa noche cuando acabé de dar la vuelta a la manzana con la cámara en la espalda no esperé en absoluto para guardar la moto en el garaje y entrar a la casa. ¿Por qué no vi a nadie dentro de mi hogar esa noche? Además la ventana, que en el vídeo está abierta mientras la silueta entra a la casa, estaba cerrada cuando yo entré. Tampoco escuché ningún ruido extraño que sugiriese que alguien estuviera escondido ni hubo nada fuera de lo normal. Aris tampoco notó nada, de lo contrario me lo hubiera dicho.

 No dudé ni un segundo en tomar la moto y conducir al trabajo de Aris (aunque ahora que lo pienso no sé por qué simplemente no llamé a su trabajo, creo que no pensaba con claridad por el susto que me llevé y a decir verdad, tal vez sólo quería salir de la casa). Ya casi era hora de que él entrara a trabajar así que supuse que ya habría salido del consultorio del doctor.

 No sé cuánto me demoré. No podía conducir con demasiada prisa, debía ser precavida o podría causar un accidente. Calculo que me tomó poco más de media hora llegar a la universidad. Estacioné mi moto en la entrada junto al coche de mi esposo y me dirigí a la puerta del edificio. Tuve que correr por el enorme patio delantero, y cuando por fin estuve a un par de metros físicamente de la institución busqué a algún profesor o a algún empleado que pudiese indicarme en dónde estaba él. No podía buscarlo yo misma, me tomaría muchísimo tiempo.

 No tardé mucho en toparme con la señora de la limpieza que estaba barriendo el suelo. Di un pequeño respiro para calmarme y me acerqué para hablarle.

-Disculpe, señora. Estoy buscando a mi esposo, él trabaja aquí como profesor de literatura, se llama Aris Price. ¿Sabe dónde puedo encontrarlo?-

-Oh, buenos días. Lo siento, pero no estoy al tanto de los horarios de los profesores. Sólo me encargo de la limpieza después de cada clase.- respondió alegremente ella.

-Ya veo. Gracias de todas maneras. Sólo una duda más. ¿Por qué hay camiones descargando? He venido aquí varias veces y jamás los había visto.- pregunté curiosa. Sé que no era lo más importante, pero simplemente me llamó la atención en aquel momento.

-Pues, no sé si usted sepa esto pero el día de ayer un delincuente entró a uno de los salones durante el receso que se hace entre clases y rompió muchos de los objetos de la habitación. Destrozó algunos de los libros y ensució las paredes con pintura. La dirección de la universidad encargó que trajesen nuevos libros. También hay algunos que vienen a pintar las paredes para cubrir las manchas.-

-Sí.. Mi marido me habló de eso ayer.-

-Debió de ver usted cómo se alteró el señor Russell cuando vio el salón de clase.-

-¿Tal alterado estaba?-

-¡Oh, no se imagina! Cogió del brazo al profesor que estaba dando clase en ese momento y lo llevó a la sala de profesores. Después de eso se podían oír los gritos.-

-¿Fue.. Fue muy duro con el profesor?- exclamé con bastante miedo.

-¡Qué va! Si me lo pregunta, se lo tenía bien merecido. ¡Eso le pasa por no vigilar el salón cuando debía! ¡Vaya descuido se ligó ese tío!-

-Entiendo... Gracias por su tiempo, señora... Seguiré buscando...- Sentía tantas ganas de cargarme a esa mujer que tuve que acabar con la charla al instante. Tenía cosas más importantes qué hacer así que pasé de ella.

 Subí al segundo piso y allí vi a una muchacha vestida de traje. Me dirigí hacia ella para hablarle, pero me detuve cuando vi a Aris cargando su maleta caminando hacia las escaleras por las que yo había subido hace un momento. Corrí hacia él y le pregunté qué sucedía.

 Se veía bastante pálido. Desde allí todo fue de mal en peor. Me dijo textualmente:

-Me han despedido, Johan.- me quedé muda, mirándolo sin saber qué hacer o qué decir.

-Vamos al auto por favor.- prosiguió él con voz muy débil. Yo me limité a asentir con la cabeza y seguirle. Por un momento olvidé lo que realmente había ido a hacer a ese lugar, y tal parece que Aris estaba tan metido en sus pensamientos que ni siquiera se preguntó qué hacía yo allí. Nunca me puse a pensarlo, pero ahora que me doy cuenta él realmente era mi mundo. Un solo problema suyo hacía que todo lo que me importara se desvaneciera para poder concentrarme en él. De verdad le extraño mucho. Pero en fin..

 Ya eran como las dos de la tarde. Nos subimos al auto y encendimos el aire acondicionado. Yo no sabía qué hacer, él estaba destrozado y lo que yo quería decirle no era precisamente reconfortante. Pero sea cómo sea, no tenía tiempo para preocuparme por eso. ¡Alguien había entrado a la casa, y quién sabe si estuviese allí todavía! Le dije que por favor necesitaba hablar con él, que tenía malas noticias que darle. Aris me dijo que conduciéramos hasta algún bar y que conversáramos allí, él necesitaba comer algo para reponer algo de azúcar ya que se sentía bastante mareado. Asentí con la cabeza y até la moto al auto.

 Yo tenía que conducir, mi esposo no estaba en condiciones de hacerlo. Después de pasar otra media hora en la carretera, me detuve en uno de los bares a los que solíamos ir algunas veces a cenar. Había muchos clientes a esa hora, pero algunas mesas estaban disponibles. Aris se sentó y yo me dirigí a la barra para pedir dos bebidas energizantes. Después de que me las dieran, me senté en la mesa y esperé a que mi marido se terminara la suya. Él dio un suspiro, y me dijo que ya se sentía un poco mejor. Entonces saqué mi videocámara del bolso y le conté lo que sucedió luego de que mirase el vídeo.

 Fue sólo después de que Aris viese la silueta negra, que pareció recobrar su energía. Su cara cambió de cansancio a horror y furia casi instantáneamente. Se levantó de la mesa de un salto y me dijo que fuéramos inmediatamente a casa. Él se subió en el asiento del conductor sin hacer preguntas y llegamos enseguida. Después de estacionar frente a la casa, él metió la mano debajo de su asiento y sacó una pistola. Luego, me dijo que me quedara en el auto y entró a nuestro hogar con el arma debajo del saco. Yo no aparté la mirada de la entrada e intentaba estar lo más atenta posible por si escuchaba algún ruido. Unos quince minutos más tarde Aris se asomó y me hizo señas desde la puerta para que fuese con él. Nerviosa, me bajé del auto y corrí hacia la casa.

 Le pregunté si había encontrado algo extraño y él me contestó que en la casa no había nadie, pero que el ático estaba bastante cambiado. Nos dirigimos entonces a dicha habitación y me encontré con que algunas cajas habían sido abiertas. No eran cosas de gran valor, había algunos adornos navideños, disfraces, máscaras, cosas de ese estilo. No eran más que los objetos que yo usaba cuando iba a la secundaria y participaba en el club de teatro. Sin embargo, faltaban algunos. No sabía exactamente cuáles, no había abierto esas cajas en muchos años y no recordaba qué había en ellas con precisión. Sólo sabía que faltaban cosas porque cuando yo las guardé hace mucho tiempo todas ellas estaban totalmente llenas a tal punto que costaba cerrarlas. Era definitivo, alguien había entrado esa noche a la casa.

 Después de avisarle a la policía Aris se tumbó en la cama y se quedó allí hasta el día siguiente. Varios oficiales llegaron minutos después de que yo llamara. Me tomaron declaración e inspeccionaron la casa. Me pidieron que me quedase en el salón ya que ellos tenían que hacer pruebas de no sé qué, tomar huellas o algo así (para ser franca no tengo idea de investigación policial).

 Después de que se fueron, yo revisé cada rincón de la casa unas cuatro veces para asegurarme que no había nadie escondido. Después me senté en el ordenador para despejarme un poco. Los comentarios en el vídeo seguían aumentando. Eran como las 16:00 y el número ya había superado los doscientos.

 Yo estaba de bastante mal humor. Mi esposo perdió injustamente su trabajo y fue humillado frente a mucha gente, alguien entró a la casa quién sabe para qué. Era realmente un día terrible para ambos.

 No sabía qué hacer. Les envié correos contando lo que sucedió a algunos parientes y amigos pero no sabía exactamente cuándo me responderían. No podía esperar, necesitaba un consejo en el momento. Fue por eso que publiqué un journal en el foro, explicando lo que sucedió (no con demasiados detalles) con la silueta y con los objetos que desaparecieron de mi ático. Como era de esperarse, los comentarios llegaron rápido pero casi ninguno me fue útil. Sólo expresaban las mismas dudas que yo tenía: ¿Quién entró, cómo pudo permanecer escondido y por qué se llevó algo tan trivial en lugar de cosas valiosas?

 Consejos recibí pocos y mis dudas no hacían más que aumentar. Yo diría que una mitad de los usuarios que comentaban el journal decían que aquello era un fantasma. Incluso que podría ser la mismísima creepypasta de The Rake. Ridículo, pensaba yo. Estaba segura de que era un ladrón, con fines poco claros quizás, pero un ladrón al fin.

 No pasó nada más ese jueves, el resto del día me dediqué simplemente a seguir leyendo creepypastas para distraerme de todo lo que sucedió. Tendría que esperar hasta mañana para el informe policial así que nada podía hacer.
Capítulo anterior: Capítulo 1 - Español
Capítulo siguiente: Capítulo 3 - Español

¡LEAN ESTO! :noes:
Intento mantener limpia la ortografía y la gramática, se aceptan correcciones de las mismas (excepto por el asunto de si las mayúsculas llevan tilde, y por favor en caso de realizar correcciones sean amables).
En esta parte de la historia Johan Johnson cuenta lo que ella ha vivido antes de que le sucedieran ciertas cosas. Conste que a causa de esto pueden haber opiniones subjetivas que no siempre coincidirán con las mías ni las de ustedes ya que no es mi voz sino la del personaje, por decirlo así.
En cuanto a la creepypasta del teatro, sí, fue otra pesadilla xD Por tanto, es falsa, totalmente inventada.

♠ Por cierto, estas son las máscaras de las que hablo en la historia. Existen muchas variantes pero estas son las más parecidas que pude encontrar a las que aparecieron en mi sueño.

GALLERY:
||Original Random|| ||Purple Edition|| ||Comics|| ||Points Commission Information||


Story © *Judith-Estelle
Characters © *Judith-Estelle
Add a Comment:
 
:iconbrakublaze:
Judi Judi Judi :clap:
Hiciste unos errores ortograficos en este ke no me esperaba de ti xD
Como sea, me agrada el giro ke dio con el nuevo contexto, vas muy bien (Aunke no se diferencia tanto como en el cap pasado, esta muy bien :3)
Hice mis pequeñas anotaciones, esta vez te las enumero :3
1.- No se si estoy bien con esta por ke Adahi no estaba conectada, pero igual te digo: En el primer parrafo pones "amigos..Todos". 2 cosas, no son 3 puntos suspensivos? y la T no deberia ir en minuscula? (De la ultima no estoy seguro, te digo :3)
2.- TantaS personas, te comiste esa "s" xD
3.- Otro inseguro, pero dices "Cuanto le insistiera", no quedaria mejor "Cuanto le insistiese"? :3
4.- Este namas es una pekeña idea, pero bueno, donde dices "con amistoso sarcasmo" no quedaria mejor poner "con UN amistoso sarcasmo"? ^^
5.- Ajeno se escribe con j y no con g :3
6.- "Ya que despues" creo ke keda mejor ke "ya que luego" ^^U
7.- "No me latía" xDDDDD
Esa no tiene nada de malo, solo me dio risa ver ke usaste expresiones asi xD
8.- Yo creo que "Paralizada en la entrada" suena mas apropiado a "en la entrada paralizada" por que puede llegar a confundirse ^^U
9.- Hay una parte donde dices: "Otro que me llamó la atención era sobre un teatro que estaba maldito (es increíble cuántas veces la palabra maldito se repetía). " A mi parecer en el parentesis deberia decir algo ke no repitiera la palabra, como "Es increible cuantas veces se repetía esa palabra" y para librarse de confusiones encierras entre comillas el "maldito" antes del parentesis :3
10.- Denuevo a joder con las mascaras: "y la otra con un aspecto de tristeza para representar la tragedia", no estaria mejor "Representar tragedia" nada mas? sin "la"? :3
11.-"Jamas habia los habia visto" hay preguntas en esa parte? xD
Por si tienes dudas, por eso te lo enumero, para ke me digas de cual de todas ^^
Ya para acabar, te felicito, en la parte en la ke le regalan la moto a Johan, hablando con eso de las muletas y todo me parecio muy bien redactado ^^
No tengo mucho ke alabarte por ke ya lo he hecho 2 veces antes, pero en fin muy buen trabajo Judi ^^
What do you think?
The Artist thought this was FAIR
1 out of 1 deviants thought this was fair.

The Artist has requested Critique on this Artwork

Please sign up or login to post a critique.

:iconbrakublaze:
Brakublaze Dec 30, 2012  Student Traditional Artist
Ya ke lo he vuelto a leer, he notado pekeñisimas imperfecciones ke no vi antes ^^U
La mayoria van mas al sentido de la redaccion como por ejemplo, repetise "Reir como un niño", donde el haber puesto "una risa infantil" o algo similar no habria kedado nada mal, pues darias a entender la misma idea utilizando sinonimos. Otro aspecto ke note es ke repites constantemente el hecho de ke Johan tiene gustos fuera de su edad, supongo ke con una vez dicho keda bastante claro.
Por otro lado, en la seccion de las 2 mascaras del teatro, un adjetivo mas extenso habria quedado mejor, como "La mascara con una apariencia sonriente denotando alegria mientras que la otra refleja su emocion contraria, la tristeza". (Esta si es una observacion estupida pero creo ke vendria mejor ke feliz y triste, lo hace ver mas completo).
En esa misma parte, donde relatas "Jamas deberia hacerlo" supongo ke la idea se encuentra algo desubicada ahi. Osea, habria encajado algo mejor como "Desearian no haberlo hecho".
Fuera de esto, las demas son solo cosas ke no haye concordantes, como por ejemplo ¿Que hacia el mobil de Arris dentro del salon de clases cuando el no estava? Asi como la idea de las piernas heridas de Johan, lo noto como un dato algo innecesario (No estoy seguro si se explica como ocurrio o algo similar en el cap pasado, asi ke si paso, disculpa).
Dejando esto, lo de la moto salio por los gustos de Yubelita? xD.
Bueno, son cosas ke vi en tu redaccion, la ortografia y demas me parece ke estan bien ^^.
Sigo con mi idea anterior (La de el coment ke te deje hace meses de este cap), mejoro bastante en varios aspectos de un cap a otro ^^
Solo es una breve opinion, es lo ke yo note ^^U.
Te la digo con la mejor intencion, y aunke mis puntos son algo inutiles, es lo ke te puedo aportar ^^U
Espero sirva de algo :3
Reply
:iconjudith-estelle:
Oye, ¿dónde dice jamás debería hacerlo? o.o
Lo busco y no lo encuentro Dx
Reply
:iconbrakublaze:
Brakublaze Dec 30, 2012  Student Traditional Artist
Mi error, era "Jamas debieron hacerlo" ^^U
Amm, era aki:
Miraron con cuidado hacia el escenario, y vieron una pequeña sombra que se movía detrás de dicha cortina. Se armaron de valor y, juntas, abrieron el telón para ver quién estaba cantando... pero jamás debieron hacerlo.
Reply
:iconjudith-estelle:
Ya arreglé todo lo que me dijiste :3
Graciaaaaas :la:
Reply
:iconbrakublaze:
Brakublaze Dec 30, 2012  Student Traditional Artist
Denada ^^U
Deverdad te sirvio? No lo preferias como estaba? o.o
Reply
:iconjudith-estelle:
No, creo que la mayoría de lo que dijiste tenía sentido :3
Reply
:iconbrakublaze:
Brakublaze Dec 30, 2012  Student Traditional Artist
Oh bueno, denada entonces ^^
Me puse a revisar y halle otras 2 xD
1.- En esta parte :"Incluso había abierto el maletín de Aris, sepa Dios cómo, y había hecho añicos lo que tenía adentro, incluyendo su móvil y varios exámenes ya corregidos." el "Sepa Dios como" deberia de estar en un parentesis ^^
Por cierto, fue buena idea lo del maletin x3
2.- En esta parte: "Las dos típicas máscaras que simbolizan el teatro: la máscara que muestra unagran sonrisa simbolizando la comedia y la otra con un aspecto de tristeza para representar las tragedias." Escribiste"una gran" junto xD
Perdon si soy insistente, esa no es mi intencion ^^U
Reply
:iconjudith-estelle:
1- Arreglado :2
2- OHSHI- qué error más bobo que cometí xD
Barra espaciadora mala, te castigaré (?)
No hay problema, mientras más corrija mejor :3
Reply
(1 Reply)
:iconjudith-estelle:
Ah, con razón no lo encontraba poniendo F3 xD
Gracias, ya lo estoy cambiando x3
Reply
:iconjudith-estelle:
Tienes razón en la mayoría excepto por le da herida en las piernas ^^;
Johan trabaja, si no tuviese las heridas ¿cómo tendría tiempo libre para estar todo el tiempo en Internet?
Blaze, son consejos como estos los que ayudan :3
Bienvenidos sean todos :la:
Aunque deberías estar jugando AA ¬¬ (?) xDD
Gracias, y sí sirve x3
Reply
Add a Comment: